Sede Principal Quibdó
Cll. 20 No. 5-66 La Yesquita
Tel. (4) 672 60 33
CAT Medellín
Cra. 55A No. 61 - 06
Tel. (4) 604 57 80
CAT Cali
Cra 122 No 15-21 (vía Pance)
Tel. (2) 485 04 38
CAT Bogotá
Cll. 60 Sur No. 80k-02
Tel. (1) 745 58 43
CAT Neiva
Cll. 44 No. 1 - 109
Tel. (8) 863 03 36
CAT Pereira
Cra. 7 No. 24 - 42
Tel. (6) 340 08 27
CAT Sincelejo
Cra. 17 No 28 A 11
Tel. (5) 2764404
CAT Uribia
Transversal 4 No 3 - 17
Tel.3114055655-3162740732
CAT Bosconia
Casa de la Cultura
Tel. 3002004517
Usted llegó aquí desde:


El Triunfo de los faraones de hoy


La semana pasada, antes de las elecciones presidenciales del domingo 17 de junio, socialicé en diversos espacios y con diferentes personas un texto que titulaba El espejo crítico de la Palabra de Dios: los faraones de ayer y los de hoy. Ese texto bíblico de Génesis 47, 13-26 (La reforma agraria de José) se hizo escandalosa realidad en las referidas elecciones con el triunfo del proyecto político del uribismo. En Génesis se impuso el proyecto faraónico y perdió el pueblo de Egipto y de Canaán, como ha acontecido en Colombia el pasado domingo. Parte del pueblo colombiano, víctima de la guerra y la corrupción, agradeció, bendijo y aduló a los opresores que le compraron su conciencia y le arrebataron hasta su dignidad humana.
 
Les escribo como teólogo, biblista y creyente cristiano, desde el camino que vine recorriendo de muchos años atrás (1980) en esta tierra y región donde nací, uno de los departamentos (Antioquia) más afectados por la violencia de quienes ayer regresaron al poder, el que más votación puso en sus campos, en sus pueblos y en la capital (Medellín) en favor del uribismo. Solamente en Antioquia y Medellín consiguió el 17,7 por ciento del total de los votos con los que ganó la presidencia de la República (10.373.080 votos).
 
Un analista político que se declara no ser petrista (seguidor de Gustavo Petro) y crítico de la tradición conservadora antioqueña y del caudillismo de Álvaro Uribe Vélez, aseguro:
que Uribe Vélez es un caudillo, y el caudillo se mimetiza con el pueblo para poder ganárselo: “Usa perrero, sombrero, poncho; usa diminutivos para hablar, come fríjoles, va a misa. Entonces ellos dicen que Uribe es del pueblo y que por eso hay que votar por él. Uribe es como Antioquia: cicatero, agorero, conservador, avaro, se levanta las 4:30 de la mañana a trabajar, va a misa porque el pueblo es católico. Max Weber decía que el caudillo es de las sociedades atrasadas, y aquí lo tenemos. La legitimidad moderna es la legitimidad legal racional, pero aquí la ley no sirve para nada porque no se aplica. Un caudillo hace lo que quiera con la ley y eso es lo que gusta aquí en Antioquia” (Tobón Sanín, 2018, prr. 7).
 
Cuando veo el mapa de las elecciones de los departamentos de la Costa Pacífica colombiana, donde la Colombia Humana obtuvo mayoría de votos, pienso en las comunidades afrodescendientes, indígenas y campesinas que han padecido como nadie las secuelas de la guerra, la violencia, la exclusión, el olvido, la pobreza, la miseria, la corrupción, el hambre, la enfermedad y la muerte impuesta. Me duele que multitud de electores y electoras de estos pueblos y departamentos como los de Antioquia (mi tierra natal), Norte de Santander, Arauca y el Eje Cafetero, sean los cómplices de las barbaridades y monstruosidades venideras a cuenta del regreso del uribismo al poder. Tan fácilmente se nos olvida el uso de las motosierras que trozaban los cuerpos de las víctimas de los paramilitares en los tiempos del gobierno de Álvaro Uribe Vélez; de los miles de jóvenes de campos y ciudades reclutados con engaños para ser asesinados después y ser reportados como guerrilleros dados de baja en combates ("falsos positivos"). Tan fácilmente se nos olvidan los millones y millones de seres humanos desplazados de sus lugares de origen, entre quienes me cuento yo.
 
La llama de la esperanza, arrollada en esta región "paisa" donde vivo, brilló en otros lugares del país y celebro que se mantenga viva y encendida en los pueblos Afro, Indígenas y Mestizos de la Costa Pacífica, de algunos pueblos y departamentos de la Costa Caribe y de varias capitales del país, como Bogotá, Cali, Barranquilla, Cartagena... Esa llama que tilila cual estrella allá en las selvas del Chocó, Putumayo y del Vaupés, es como el reflejo de esa esperanza que no podemos perder y que nos anima en este despertar borroso de Medellín y Antioquia, donde los faraones volvieron a reinar hoy.

Autor:  Aníbal Cañaveral Orozco
 
Referencia
Semana, R. (2018). Antioquia siguió a su caudillo para escoger presidente. Recuperado de www.semana.com/nacion/articulo/elecciones-2018-resultados-en-antioquia-y-el-eje-cafetero/571802.


Imágenes adicionales

haz clic en la imágen para verla en tamaño Grande

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <p> <br>
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <blockquote> <br> <cite> <code> <dd> <div> <dl> <dt> <em> <li> <ol> <p> <span> <strong> <ul>
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta, es para determinar si eres un visitante humano, y para evitar o reducir la publicación de spam
  __         ___       
|__) \ / | / \
| \ \/ | \__/
Ingrese las letras dibijadas en estilo arte ASCII de arriba.